Seleccionar página

CUÁLES SON TUS STAKEHOLDERS 

 

¿Que son los stakeholders? Un stakeholder es el público de interés para una empresa que permite su completo funcionamiento. Con público, me refiero a todas las personas u organizaciones que se relacionan con las actividades y decisiones de una empresa como: empleados, proveedores, clientes, gobierno, entre otros. El marketing y el ambiente corporativo son dos ejemplos de áreas llenas de conceptos y términos nuevos, lo que puede confundir a quien no está acostumbrado a usar estas palabras en su cotidiano.

 

Concepto creado en la década de 1980 por el filósofo estadounidense Robert Edward Freeman, stakeholder es cualquier individuo u organización que, de alguna manera, es impactado por las acciones de determinada empresa. En una traducción libre para el español, significa «partes interesadas»

 

Freeman sostenía que los grupos de interés son indispensables y que siempre se deberían tener en cuenta para la planificación estratégica de cualquier negocio.

 

De esta manera, entender que el triunfo o fracaso de cualquier empresa, siempre afectará no solo a sus dueños sino que también afectará a todos los que la rodean, es decir, a sus trabajadores, a sus socios, proveedores, competidores, familias de todos los involucrados y por supuesto a sus clientes.

 

¿COMO IDENTIFICARLOS? 

1. Identificar a las partes interesadas 

El primer paso es realizar una lluvia de ideas para determinar a todas las partes interesadas potenciales: personas, grupos u organizaciones que se pueden ver afectadas por el producto o proyecto, que tienen influencia en él, o algún interés o preocupación en su éxito. Para ello, es recomendable colocar los nombres que se vayan encontrando en una pizarra física o virtual compartida, para que todos los actores involucrados en el proceso tengan acceso y puedan participar en el ejercicio. 

2. Analizar 

En esta segunda parte, se definirán los roles y expectativas de las partes interesadas. Ello ayudará a descubrir y determinar qué tan importantes son los stakeholders encontrados y cuál es el grado de incidencia de cada uno en el proyecto. 

3. Priorizar 

El siguiente paso es entender las necesidades del grupo de interés y cómo se sienten con el proyecto. Para ello, es necesario priorizar los stakeholders claves y determinar las primeras acciones comunicacionales. 

Es importante recalcar que la posición que se le asigne a cada grupo de poder y su grado de interés definirán las acciones que se deberán tomar:  

  • Personas con un grado alto de poder y muy interesadas en el proyecto. Serán involucradas plenamente durante el proceso y se harán grandes esfuerzos para mantenerlas satisfechas. 
  • Personas con un grado alto de poder, pero que no están muy interesadas en el proyecto. Se debe procurar mantenerlas satisfechas y -asimismo- evitar bombardearlas de mensajes sobre el proceso para no aburrirlas. 
  • Personas con poco poder, pero muy interesadas en el proyecto. Serán informadas adecuadamente sobre los avances del proyecto para evitar problemas futuros que puedan poner en riesgo la continuidad del proyecto.
  • Personas con poco poder y menos interesadas en el proyecto. Es importante mantenerlas informadas, pero no saturarlas con una comunicación excesiva.